Nuestro Primer Viaje Y Otros Poemas -Angie Gallego

  1. Nuestro primer viaje

La tempestad llegó y la marea rugió.

Tripulante, amiga mía

nuestra nave naufraga.

¿Qué vamos hacer ahora que el tiempo no está a nuestro favor?

Nuestra nave embiste la marea con furor

se ha puesto su armadura de batalla.

—¿Estás conmigo querida tripulante? —Dijo el capitán, con el miedo bajo el suelo y la valentía por el cielo.

— ¡Estoy contigo amado capitán! —Le respondió su tripulante con el grito de victoria empuñado con la fuerza de un huracán.

—Para esto vivimos, ¿Qué sería de nuestras aventuras sin la furia del mar?

—Aquí vamos, sujéteme la mano —Le susurró el capitán a su tripulante – No es que tenga miedo, es solo una excusa para tenerle cerca.

Pero realmente sentía temor,

temor de perderle,

pues su tripulante

también fue su compañera,

su amiga y su amante.

Le tengo una propuesta tripulante,

si nuestra nave sobrevive a ésta tempestad

le invito a un viaje lleno de aventuras,

pero, prométeme que estará conmigo sin importar qué.


2. No me olvides

¿Recuerdas tripulante, nuestro primer naufragio?

Que, sin siquiera saber lo que se nos venía,

decidimos seguir sin saber cuántas tempestades más íbamos a tener que pasar.

¿Pero, lo recuerdas?

Cuando luchamos contra el mar

y toda tormenta que se nos pudiese cruzar en el camino.

Y claro ¿cómo no? Si nuestra nave la embestía el furor y estas ansias de querernos.

Recuerdas tripulante,

cuando decidiste emprender por primera vez este viaje conmigo,

cuando sin pensarlo, nuestra nave manó de las olas,

tan fuerte y poderosa que nada ni nadie podría derrotarla;

ni el más furioso huracán podría devorársela.

Recuerdas también

cuando juntas vimos la vida pasar;

vimos el sol salir y esconderse una vez más

y sentimos la lluvia  acariciarnos los rostros,

mientras con los ojos nos rozábamos el alma.

¿Recuerdas nuestras aventuras?

cuando del mar nos escapábamos sin que se diera cuenta, para que no se enfadara;

o cuando un día que sin pensarlo terminaste dentro de mí para quedarte.

Pero el mar enfurecía cada vez más,

y las tormentas no cesaban

y los huracanes con más y más fuerza nos arrasaban,

y nuestra nave se desmoronaba.

Lo que un día fue furor y pasión, hoy solo son secuelas de un amor.

Un día, sin más decidiste abandonarme

emprender un nuevo viaje, sin barco, sin capitán ni tripulante.

Quisiste ser tu propia capitana, de otra nave, de otros viajes.

Y aquí me has dejado, en el naufragio de tus labios, sin la inmensidad de tus abrazos.

Aunque el mar sea inmensurable,

sé que de nuevo nos unirá.

Como compañeras, amigas, amantes.


3. Hasta pronto

Te esperé

aún sabiendo que jamás llegarías.

Me quedé

con la esperanza de que algún día

fueras de nuevo tripulante de esta nave.

Pero ahí estaba yo,

entre el odio y el amor,

entre el cielo y el mar,

entre tú y estas ganas que tenía de amar.

Tú, tan loca y desinteresada

Y yo, tan náufraga y desorientada;

viendo cómo navegabas

en otros mares, en otras naves.

Me preguntaba si eras realmente feliz

o si también extrañabas aquellas tempestades juntas.

Pero tripulante, jamás llegaste

y supe que no era sólo el tiempo.

Te quise sí, y aún lo hago,

porque compañeras como tú no se encuentran ni en mar,

ni en tierra, ni en esta vida, ni en otra.

A ti te conocí un día de tempestad

venías del cielo y el mar

aunque, sabía que nuestro viaje había culminado

en el fondo quise emprender uno nuevo,

pero no estaba segura de querer hacerlo sola

o con otra tripulante que no fueras tú;

pero el tiempo me dijo

que por más ardua que fuera la tempestad,

el sol siempre llegará a calmar lo que la luna hizo.

Así que ahora emprendo este nuevo viaje conmigo,

te echaré de menos, tripulante.


Angie Gallego, Nació en Pereira. Estudia Licenciatura en Artes Visuales y se desempeña como tatuadora.

Le apasiona la música, es saxofonista y oboísta; ama la pintura, la fotografía, la escritura y el baile, tanto así que hace parte de un grupo de folclore colombiano de Bullerengue.

Desde muy pequeña comenzó a escribir frases y poemas cortos. Redactó una serie de escritos a la edad de 16 años, los cuales enfatizan en la historia de un amor inocente, redactado desde una metáfora de un capitán y su tripulante que viajan por el mar en medio de un naufragio.

Como proyectos venideros en la escritura le gustaría realizar la recopilación de todos sus escritos elaborar un poemario.

Conoce más de su trabajo en su Facebook e Instagram.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: